in ,

El perro y los niños

Un perro puede llegar a ser un gran amigo

El perro puede ser una excelente terapia

El perro puede llegar a ser un confidente para los más pequeños del hogar.

Alrededor del año de edad, el niño puede apreciar la diferencia entre un peluche y un animal vivo gracias al movimiento natural de este último. Estos movimientos suelen provocar ansiedad en el pequeño, ansiedad que desaparece de forma gradual gracias al contacto continuado con su nuevo e interesante amigo.

Entre los dos y los cuatro años empieza a cimentarse una verdadera relación: el niño busca a su nuevo amigo, juega con él y le hace cómplice de sus sentimientos y travesuras.

A partir de los once años de edad, el concepto de animal está totalmente determinado y unido a un claro interés por el entorno natural. Es aquí donde se establece la base del entendimiento de los animales por parte del individuo adulto.

El perro y los niños

Lo anteriormente comentado puede orientarnos sobre la importancia del conocimiento cercano de un ser vivo y de cómo afecta esa relación al trato que el adulto dispensará a los animales de compañía.

¿Por qué no se fomenta ese conocimiento en los colegios?; es interesante y educativo conocer al Rey de la selva, pero también es importante conocer a los animales más próximos, aquellos que comparten nuestros hogares, nuestras ciudades, nuestras vidas.

Si educamos a los más pequeños en el conocimiento de las necesidades, en el manejo y en el respeto de sus amigos animales más cercanos, conseguiremos adultos comprometidos, no solo en el cuidado de sus mascotas, sino con un profundo respeto hacia la naturaleza y los seres que la componen.

Nuestros hijos deben recibir información clara de lo que supone un animal de compañía en su hogar, una información adecuada a su edad; no podemos responsabilizar plenamente a un niño de corta edad de todas las necesidades de su mascota, aunque sí debemos implicarles en todo lo que su edad y su capacidad permita.

Un perro no sustituye a un hermano, no proporciona la educación de los padres, pero… si tienen ocasión, escuchen a los adultos que han compartido su infancia o toda su vida con perros; esa experiencia, sin lugar a dudas, confirmará que este entrañable animal es el mejor amigo del niño.

¿Te ha gustado esta historia?

2 points
Upvote Downvote

Total votes: 2

Upvotes: 2

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

leche materna

La leche materna, el alimento ideal para recién nacidos y niños

ictus

Caminar reducirá tu riesgo de sufrir un ictus