in

Hábitos para apreciar la belleza de lo natural

Nuestro hogar debe ser nuestro refugio de paz. Regálate un rato cada día para estar descansando, leyendo o sin hacer nada, contemplando el equilibrio del entorno que tú has creado.  Te proponemos:

1.Visita de vez en cuando un mercadillo o una tienda de segunda mano. No tienes que comprar necesariamente, disfruta de la belleza, intenta comprender el significado de las cosas antiguas. Si ves algo que necesitas o que consideras “un poema” (un elemento inspirador), llévatelo a casa. O bien date un tiempo para pensártelo y vuelve en otro momento. Asegúrate de no acumular cachivaches en casa.

2.Crea un rincón especial. Coloca algo que valores (desde una reliquia a una piedra) en un lugar especial en tu dormitorio o tu estudio. Reemplázalo periódicamente.

3. Date un paseo diario o semanal por el campo, un parque o la playa. Contempla los cambios de las estaciones en el paisaje, los colores, la luz… y llévalos a casa en forma de arena, hojas, etc.

4.Construye algo con tus propias manos. Un dibujo o pintura, una pieza de cerámica, un marco para fotografías. Aprovecha la “producción artística” de tus hijos (sin pasarte). Contémplala, admírala. No ha de ser perfecto: es hermoso y lleno de significado.

5.Pon una flor, rama o tallo que hayas encontrado fuera de casa y ponlo en un lugar bien visible: tu escritorio, tu mesita de noche, sobre el frigorífico. Cuando lo veas, date unos instantes para contemplarlo.

¿Te ha gustado esta historia?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

decoracion pasillos casa

3 ideas para sacarle más partido al pasillo

casa amplia con consejos

Una casa más amplia con estos consejos