Los niños y los Smartphone

Un estudio de Common Sense Media arroja que más del 60% de los niños estadounidenses de 8 años emplea habitualmente un smartphone. La cifra -que ya no sorprenderá a muchos- era de tan sólo el 40% hace dos años pero, los más llamativo de todo, es que los infantes de dos años o menos también lo utilizan. Hasta el 38%, 10 puntos más que en 2011 y con la tasa de crecimiento más alta por rangos de edad. El informe, por cierto, gana fiabilidad ya que se ha realizado con la misma muestra y el mismo estrato de población (y regiones) que en el estudio original de 2011.

Sin embargo, estos dispositivos no son los que más han crecido en uso entre los más pequeños. Las tabletas han multiplicado por cinco su tasa de penetración y si hace dos años sólo las toqueteabanel 8% de los niños, ahora hasta un 40% las usa con asiduidad. Los reproductores musicales (puerta de entrada de la generación anterior a este tipo de dispositivos) también suben, del 21 al 27, pero comienzan a notar su desfase en el mercado por sus escasa utilidades alternativas.

El caso de las tabletas se explica, sin duda, por su alta penetración (en especial del iPad2) en la enseñanza primaria. Estos dispositivos se han convertido en herramientas multimedia interactivas indispensables para enseñar determinadas materias en los colegios e institutos del otro lado del Atlántico lo que hace que el salto a la vida privada de los pequeños de la casa sea mucho más rápido y sencillo.

WhatsApp no es para niñosOtra de las mediciones más llamativas es la referida al tiempo de uso de estos dispositivos por los niños y el tipo de uso que le dan. En 2011 la mayoría usaba los smartphones para llamadas de voz una media de 5 minutos diarios. Hoy los datos (juegos, lecturas de cuentos cortos, descargas de aplicaciones y visionado de contenidos como películas) ganan una partida que aumenta su duración hasta los 15 minutos. Lo usan tres veces más y de una forma más multitarea.

Y si estos nativos digitales le dedican más tiempo a las nuevas tecnologías, las que salen perdiendo son las pantallas “clásicas”: televisión, ordenador y consolas. La tele sigue siendo la reina por su implantación y diversificación (y porque permite que los padres controlen los contenidos más fácilmente). Su consumo sigue siendo de 57 minutos pero su tiempo dedicado pierde 12 minutos.

34 minutos de ese tiempo, por cierto, es a ver contenidos en streaming, bajo demanda o pregrabados. Entre las demás plataformas (DVDs, videojuegos y PCs) no suman mucho más: 38 minutos. Un ejemplo claro de que el ocio está pasando de unos dispositivos a otros y que los gustos están cambiando más rápido que nunca.

Para los que menos apoyen estas plataformas, decirles que gracias a estas pequeñas pantallas la lectura ha aumentado y la cifra de dispositivos digitales que se usan para leer (entre el total de smartphones y tabletas) pasa del 4% al 30%.

La brecha de acceso a estos dispositivos se mantiene estable ya que aunque ahora el 22% de las familias de clase media baja dispone de tableta (hace dos años era el 2%), entre las de clase alta sube también del 43% al 63%.

¿Qué vas ha regalar por navidades a tu hijo?

Author: Cosasinteresantes

Queremos acercar a todas las personas cosas interesantes de la vida cotidiana, esperamos que os guste nuestra web. Cosas Interesantes

Comparte con tus amigos

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close