in

El huracán Patricia golpeó México con vientos de más de 350 kilómetros por hora

El presidente mexicano advirtió a la población que debe refugiarse.

Es el mayor de la historia. Tocó tierra en Colima y Jalisco, pero en zonas con muy poca población donde perdió algo de velocidad. Se dirige a las montañas. El alerta es total. Hay miles de evacuados.

huracan patricia mexico
Patricia, considerado el peor huracán de la historia, comenzó esta noche a golpear la costa del Pacífico y el territorio de México con vientos de 350 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 380 km/h. El fenómeno golpeaba en los límites entre los estados de Colima y Jalisco, de donde fueron evacuadas 15.000 turistas entre otros miles de personas. Esa gente era desplazada hacia ciudad distantes por el temor de que Patricia cause una catástrofe al desplazarse sobre las ciudades. Sin embargo, según los informes del gobierno mexicano, después de una hora de iniciarse el aterrizaje del huracán, solo había reportes de algunas inundaciones y deslaves. No había información de víctimas.

El huracán Patricia impactó en localidades poco pobladas del estado de Jalisco y habría eludido la turística Puerto Vallarta, según esos reportes preliminares. El director general de Protección Civil, Luis Felipe Puente indicó en un informe televisado, que el huracán se dispersó en el momento de tocar tierra y perdió velocidad, pero pidió a la población que se mantenga a resguardo. Patricia seguirá su rumbo hacia una zona montañosa del occidente mexicano y hay riesgos de deslaves e inundaciones.
El fenómeno es descrito por los especialistas como una monstruosa tormenta de categoría 5, la más fuerte que se haya registrado jamás en el hemisferio occidental. Un avión caza-huracanes detectó vientos de 350 km por hora y una velocidad de desplazamiento de 19km por hora al momento en que empezó a ingresar a las costas mexicanas. El ojo del huracán mantiene un diámetro de 9 km.

Una de las imágenes de satélite mostró una gigantesca mancha negra rodeado de cuatro anillos concéntricos que, en su paso por el océano, generó tornados marinos y olas gigantes de 12 metros de altura, según informó el titular del Servicio Meteorológico Nacional mexicano, Alberto Fernández.
El director general de la Comisión Nacional del Agua, Roberto Ramírez, afirmó que el fenómeno, al que calificó de “sumamente violento” y “potencialmente catastrófico”, es el más poderoso del que se tenga noción. “No hay un huracán en todo el planeta, en toda la historia, semejante a este”, sostuvo.

El presidente Enrique Peña Nieto había advertido que el país enfrenta una “amenaza a gran escala” y señaló que la prioridad del gobierno es “proteger y salvar vidas”, por lo que se tomarían “todas las medidas preventivas necesarias para enfrentar” la emergencia.

“El huracán Patricia ya está en la costa de México. No salgan. Protéjanse y sigan indicaciones de Protección Civil. Estoy al pendiente de ustedes”, escribió el presidente anoche en su cuenta de Twitter.

El mandatario explicó que se trabaja con los gobiernos provinciales frente a esta “contingencia sin precedentes”, y ordenó el despliegue de unos 10.000 efectivos del Ejército, la Marina y la Policía Federal en apoyo a la población, a la cual llamó a “extremar precauciones”.

El ministerio de Gobernación declaró situación de emergencia en 34 municipios de Jalisco, entre ellos Guadalajara, la capital y el centro balneario de Puerto Vallarta, donde se cerraron los puertos y aeropuertos. Además, se suspendieron las actividades escolares y se prohibió a la gente salir a la calle.
A la noche se suspendió la venta de combustibles y el suministro eléctrico. Camiones de bomberos y ambulancias recorrían las calles de las localidades más afectadas con las sirenas encendidas para pedir que evacuaran la zona.

En las grandes ciudades costeras ubicadas en la “zona cero” del huracán, como el puerto de Manzanillo, Colima, Puerto Vallarta y Jalisco, desde muy temprano comenzaron las “compras de pánico” en los supermercados, aunque en forma ordenada. La gente buscaba abastecerse para varios días por temor a que el desastre los dejara sin productos de primera necesidad. En algunas viviendas y hoteles de las áreas turísticas, cuadrillas de trabajadores tapiaron puertas y ventanas con láminas de madera.
Si bien comenzó como una tormenta tropical, Patricia pasó el jueves rápidamente a convertirse en un huracán. En sólo 30 horas se convirtió en tormenta categoría 5.

Fuente: Clarin.com

¿Te ha gustado esta historia?

Written by cosasinteresantes

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
andraka-jack-redex-ethan-hill

Un Joven de 16 años inventa un detector de cáncer

Tipos de mutilación femenina

Tipos de mutilación femenina