in

Enfermera con Ébola informó de síntomas muchas veces antes de ser puesta en cuarentena

La enfermera Teresa dice que ella le dijo a las autoridades de los servicios de salud de sus síntomas y sólo le dieron paracetamol

Una enfermera española que ingresó en el hospital en Madrid con el virus Ébola, después de tratar a un paciente repatriado que más tarde murió de la enfermedad, había dicho a las autoridades del centro de salud por lo menos en tres ocasiones que tenía fiebre antes de que a ella la pusieran en cuarentena.

Teresa Romero Ramos es la primera persona que ha contraído un brote del virus de ébola fuera de África occidental.

Su primer contacto con el centro de salud fue el 30 de septiembre, cuando se quejó de un poco de fiebre y fatiga. Romero Ramos llamó a un servicio especializado dedicado a riesgos laborales en el hospital Carlos III en el que trabajaba y había tratado a un paciente de Ébola. Pero como la fiebre de la enfermera no había superado 38.6C, se le recomendó visitar a su médico de familia, donde, según informes, le recetó paracetamol.

Días más tarde, según el diario El País, Romero Ramos llamó al hospital de nuevo para quejarse de su fiebre. Pero no se tomo ninguna medida.

El lunes, ella llamó al hospital Carlos III de nuevo, esta vez diciendo que se sentía terrible. En lugar de su traslado al hospital que había tratado a los dos misioneros que habían sido repatriados con Ébola, Romero Ramos se encargó de llamar a los servicios de emergencia y la trasladaron al hospital más cercano a su casa. Ella fue trasladada al hospital de Alcorcón y atendida por médicos que no disponen de equipo de protección, informó El País.

A la llegada al hospital, Romero Ramos advirtió al personal que temía que había contraído el Ébola. A pesar de las advertencias, se quedó en una cama en la sala de emergencias mientras esperaba a los resultados de la prueba. Fue separada de otros pacientes sólo por cortinas, dijo el personal del hospital el martes.

Fernando Simón, coordinador del centro de alertas y emergencias en el Ministerio de Salud de España, dijo que podría haber sido mejor haber trasladado a la enfermera Romero Ramos al hospital la primera vez que se puso en contacto. Romero Ramos, de 44 años, y su marido, Javier Limón Romero permanecen en cuarentena.

Autoridades españolas dicen que están observando otras 50 personas por los síntomas de Ébola. La lista incluye a otros miembros del equipo que asistió a los misioneros, así como los profesionales de la salud que ayudaron Romero Ramos en el hospital de Alcorcón.

Ébola en el Carlos IIIEl martes por la noche, cinco pacientes estaban en observación por Ébola en el hospital Carlos III, después de que otra enfermera que ayudó a los misioneros fuese ingresada. Un hombre que viajó desde Nigeria y otra enfermera del mismo equipo, ambos de los cuales se les practico la prueba del virus han resultado inicialmente negativos, pero permanecen en aislamiento.

 En una entrevista con El Mundo desde su cama de hospital, Romero Ramos dijo que creía que había seguido los protocolos que le habían indicado, mientras atendía los cuidados del paciente infectado. Ella dijo que “no tenía la más mínima idea” de cómo había contraído el virus y rechazó cualquier insinuación de un error humano. Ella dijo que se sentía “un poco mejor”.

En el barrio de Alcorcón donde Romero Ramos y su esposo viven, unos 30 vecinos han llamado a la línea de ayuda del ayundamiento de Madrid para solicitar más información. Llenos de preocupaciones al  haber compartido ascensor y otros espacios públicos con la pareja, los vecinos se quejaron a los medios de comunicación españoles que aún no habían recibido ninguna orientación de las autoridades sanitarias.

El miércoles por la mañana, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llamó a la calma como lo había prometido “total transparencia en dar toda la información que se pudiera dar” sobre el brote.

Describió el sistema sanitario español como “uno de los mejores del mundo” y pidió que “a los profesionales de la salud, que tienen una reputación probada, les dejen hacer su trabajo.”

Junto con la explicación de “cómo se produjo el contagio”, Rajoy dijo que la prioridad era “asistir al paciente y mantener en observación a todos los que han tenido contacto”. “Vamos a superar esto”, dijo.

Fuente: www.theguardian.com

Escrito por cosasinteresantes

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Young man was taking a jog through a georgia recreational park o

Correr nos ayuda contra el sobrepeso

Young woman was jogging around a running track

Correr nos ayuda en nuestra vida